El Hombre sin Pasado, Corea sigue dando lecciones en el género

9 may

Crítica escrita para www.thecinefagos.com

Ocasionalmente recibimos por estas tierras productos asiáticos que, a pesar de contar con una limitada distribución, sí que llegan con buenas referencias internacionales. Ultimamente esto se ha repetido con cierta asiduidad con el cine coreano, un cine cuya principal seña de identidad son thrillers de profunda historia y violencia bastante explícita. Eso luego se plasma en pantalla con mejores o peores resultados, pero las intenciones están ahí como denominador común. El hombre sin pasado es un claro ejemplo de ello, además de ser de los que sí han conseguido ser llevados a pantalla de manera bastante efectiva. Aun con la seguridad de no estar aportando ningún elemento nuevo dentro del género, esta película empequeñece en apenas unos minutos al noventa por ciento de thrillers americanos que hayamos visto durante los últimos años. Quizás hacer del género algo tan puro, tan visceral y a la vez tan retorcido no sea sencillo, pero es lo que debería ser en un tipo de cine que sin lugar a dudas vive de transmitir sensaciones. ¿Cuantas veces este tipo de películas nos han dejado totalmente tibios a la salida de la sala cuando debería ser lo contrario? Demasiadas, y eso es precisamente lo que pretende evitar el cine coreano con títulos como El hombre sin pasado. No solo son los líderes actuales del género, sino que prometen serlo durante un largo periodo visto lo asimilados que tienen los conceptos y la efectiva manera con la que los proyectan.

Sigue leyendo

El Gran Carnaval, certero juicio al amarillismo

16 abr

Crítica escrita para www.thecinefagos.com

¿Es posible encontrarnos hoy en día con películas que, como el buen vino, hayan ganado respecto al año de su estreno? Sin duda, aunque no suela ser lo habitual. Uno de los primeros aspectos que se suele analizar cuando hablamos de cine antiguo suele ser la capacidad de una película para mantenerse joven. Hay muy buen cine que para valorarlo necesita ser contextualizado en su época y hay otro que a pesar de contar con decenas de años a sus espaldas, sigue manteniendo esa facilidad para conectar con el público. Ahora sabemos que tanto el Billy Wilder guionista como el director eran dos auténticos maestros en esta suerte, consiguiendo que películas en edad ya de jubilación puedan ser vistas como si de cualquier estreno del pasado viernes se tratara.

Con El Gran Carnaval, Wilder no solo confirma esta virtud sino que da un paso más consiguiendo que esta cinta sea quizás más apreciable en pleno 2012 que en el momento de su estreno, por el que pasó de puntillas. No es que Wilder fuera un gran visionario, pero nos ha demostrado conocer tan bien todos los recovecos del ser humano que le es asombrosamente fácil plasmar en pantalla todas aquellas mezquindades y debilidades que con los años se han dilatado en nuestros comportamientos. Ahí radica gran parte del éxito de El Gran Carnaval, una de las obras posiblemente más infravaloradas del genio a la hora de ser incluida en sus tops particulares.

Sigue leyendo

Días sin Huella, la fragilidad del ser humano

14 mar

Crítica escrita para www.thecinefagos.com

Era 1945 y la vena creativa del maestro se encontraba ya en un nivel excelente. Con solo cuatro películas a sus espaldas, Wilder ya nos había entregado un año antes la joya que terminó siendo Perdición, de la que hace poco os hablamos también por aquí. Si con ella y sus siete nominaciones se quedó ya a las puertas de sus primeros Oscars importantes -recordemos que por Cinco tumbas al Cairo fue solo nominado a Fotografía, Montaje y Dirección Artística-, con la película de la que hoy vamos a hablar pudo saborear definitivamente las mieles del éxito y terminar de confirmarse como un precoz aspirante al olimpo del cine, en el que sin duda terminaría entrando.

Sigue leyendo

Intocable, cómo crear algo humano partiendo del humor

9 mar

Crítica escrita para www.thecinefagos.com y Cines LYS y ABC Park

Que los franceses nos manden una película que ha arrasado de tal manera en su taquilla es algo ya de por sí significativo. Diez semanas líder absoluta y sexta película francesa que más números hace en su propio país. Vale, sabemos que el público francés es un público increíblemente fiel y comprometido con su cine, pero aquí hay algo más. Por ejemplo, dos personajes y una muy buena historia. A veces parece tan fácil hacer buen cine que se hace difícil entender porque se le dan mil vueltas de tuerca a muchos otros proyectos hasta conseguir hacerlos tan diferentes que terminan sin reflejar nada de lo que somos. Lo que Intocable nos propone, y es lo que los franceses ya vieron en ella, es un historia humana tratada con muy poca sutileza pero con suficiente cercanía como para que el respeto que destile sea todavía mayor. Eso se consigue, básicamente, creando dos personajes carismáticos y usando algo del ingenio que tan perdido parece a veces para crear unas situaciones y unos diálogos que espoleen una sala. Y la sala, como no puede ser de otra manera en Francia, en España o en Italia, termina entrando al trapo. Si el público europeo no es tan diferente en gustos entre sí y las buenas películas terminan arrasando en la mayoría de países, ¿por qué hay tantas diferencias a la hora de hacer cine medio de calidad entre dichos países?

Sigue leyendo

Curvas Peligrosas, la primera pista del tesoro por encontrar

6 mar

Crítica escrita para www.thecinefagos.com

El próximo 27 de Marzo se cumplen diez años de la muerte de uno de los más grandes embajadores del cine que han existido. Billy Wilder tuvo la fortuna de vivir durante su adolescencia los orígenes del mismo, de disfrutar esa pasión que se debía contagiar durante la época viendo como algo tan revolucionario otorgaba cada vez más posibilidades a aquellos de mente creativa y con ello, de entretenimiento a un público que hasta entonces vivía de las variedades. Debieron ser años gloriosos de vivir, años en los que la limitación de medios no era un impedimento para hacer cosas, sino que eran la excusa para inventarlos y seguir avanzando a pasos de gigante. Billy Wilder tuvo la oportunidad de vivir todos estos momentos tan de cerca como para contagiarse y acabar convirtiéndose en un auténtico maestro en el arte de la escritura de guiones y en la dirección, hasta el punto de seguir obteniendo hoy en día el reconocimiento por haber creado películas redondas, cercanas a la perfección. Cada vez que alguien se queja de que ya no se hace cine como el de antes, Billy Wilder se siente culpable desde el cielo.

La película con la comenzamos este ciclo homenaje es, como no podía ser de otra manera, su opera prima. Nacido en Viena en 1906, Samuel Wilder terminó la secundaria e incluso comenzó sus estudios de derecho. Sin embargo, su cada vez más notable gusto por el cine le hizo aventurarse en ese arte hasta el punto de dejar esos estudios y marchar a Francia en 1933, huyendo así también del creciente régimen totalitarista alemán. Fue allí, en París, donde pudo poner en práctica todas las ideas que durante los años anteriores daban vueltas en su cabeza. No le fue difícil empezar con la primera de ellas, una historia sobre una banda de ladrones de coches que si bien no puede ser catalogada de gran obra, sí que dejaba entrever la habilidad de Wilder para combinar comedia y romance dentro de una película con un ritmo especialmente fácil de seguir. Es lo que se vio en 1934 con Curvas Peligrosas (Mauvaise graine), película en la que también colaboraron en su escritora junto a Wilder dos exiliados como H.G. Lustig y Max Kolpé.

Sigue leyendo

Cuenta Atrás, bajada sin frenos

15 feb

Crítica escrita para www.thecinefagos.com

Analizar aquellas películas que son totalmente conscientes de sus limitaciones, no las esconden, y encima te ofrecen razones de otro tipo para disfrutarlas, es difícil. ¿Qué puedes hacer, criticarlas pese a todo? ¿Medirlas todas con el mismo rasero o hacerlo respecto a lo que quiere ser cada una? Personalmente, siempre intento que sea de esta última forma. En ocasiones es complicado, porque es imposible apreciar algunas basuras simplemente por el hecho de que sepan que son basuras y se regodeen en ello. Pero si nos saltamos esos casos extremos, sí que podemos encontrar películas particularmente sinceras como Cuenta Atrás, y opinar de ellas no solo en función de lo que son, sino también de lo que en ningún momento han intentado ser.

Sigue leyendo

Pequeñas Mentiras sin Importancia, éxito interpretativo por encima de todo

12 feb

Crítica escrita para www.thecinefagos.com

En columnas como esta, caracterizadas por su atemporalidad, siempre es buen momento para hablar de películas que escapan a la actualidad. No nos es nececesaria su salida en DVD, su emisión en televisión o ser la reciente ganadora de cualquier premio para que aquí hablemos de ella. Es lo que ocurre ahora con Pequeñas Mentiras sin Importancia, una de las grandes triunfadoras en Francia durante 2010 y que, a pesar de no haber contado con toda la difusión que posiblemente merecía, sí que ha encandilado a gran parte del público del resto de Europa. Porque si para alguien es esta película por encima de todo, es para el público. De hecho, la constante que se daba durante su distribución era la de una tibia recepción por parte de la crítica local para después terminar gustando muchísimo más entre la gente que acudía a verla. En España fue presentada durante la anterior edición de la Mostra de Valencia, el pasado mes de abril. En los tres pases programados (sin contar el de prensa) que se hicieron de la misma, la sala rozó el lleno y la sensación de la gente al terminar la película fue tremendamente grata. Viendo estas opiniones a la salida, se podía intuir que era una de las favoritas para alzarse con el premio del público dentro del certamen Panorama Mediterráneo, galardón que finalmente ganó como ya había sucedido meses atrás en el Festival de Toronto. De cierta manera, la película daba en el clavo de la gente.

Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.