Archivo | julio, 2011

La Boda de mi Mejor Amiga, divertidas damas de deshonor

29 Jul

[Crítica escrita para www.thecinefagos.com]

Distribuidoras de cine españolas, esas grandes incomprendidas o esas grandes máquinas de vender dejando la esencia de sus films en el camino si hace falta. De las innumerables quejas que generan entre el público, se pueden extraer sus tres pecados capitales: Traducciones de títulos, doblajes infames y retrasos en la distribución. Afortunadamente, el segundo pecado capital se subsana no viendo demasiado cine en V.O. y con la demostrada calidad de los actores de doblaje españoles. De los otros dos pecados, damos ya por sentado que sufriremos el tercero e incluso nos consuela pensar que su culpable, las propias distribuidoras, pierden tanto como nosotros teniendo su “estreno” de hace dos años corriendo por internet en calidades muy reproducibles en tu salón. Mal de muchos…
Sin embargo, el que ahora nos ocupa es el primer pecado capital de las distribuidoras de cine: Sus traducciones de títulos y, por extensión, de eslóganes. Estos últimos son menos habituales, pero ya que he entrado al trapo no puedo evitar acordarme de las frases con las que nos han vendido Cars 2 hace escasas semanas (“Pizza a fondo”, “Una ciudad muy romanti-car”). Niños de siete años sintiendo por primera vez en sus cortas vidas vergüenza ajena. Efectiviwonder.

Todo este rollo introductorio solo tiene como objetivo anunciar que La boda de mi mejor amiga no tiene absolutamente nada que ver con aquella de 1997 a la que recuerda preocupantemente. Ni remake, ni secuela, ni homenaje, ni leches en vinagre. Simplemente es la brillante idea de una bombilla de muy bajo consumo en su distribuidora.
Pese a todo, y volviendo al principio de la divagación, se les entiende. Al público que se acerca a un cine va a ser más fácil arrastrarle a tu sala refrescándole (o engañándole) con algo que les traiga a la mente a Julia Roberts antes que con una traducción literal de Bridesmaids como por ejemplo podría ser, Damas de Honor. En la línea habitual.


Sigue leyendo

Anuncios

El Amor de Tony, tedioso camino

21 Jul

[Crítica escrita para www.thecinefagos.com]

Cuando alguien encara alguna de las películas clasificadas como “cine de autor”, sabe que pone en riesgo su diversión en favor de encontrar ciertas cosas que, al terminar la película, hayan calado más en su interior que lo que lo habría hecho un simple entretenimiento. Es por ello que siempre merece una oportunidad este tipo de cine, ya que si de cada veinte películas que no aportan nada hay una que sí que lo hace, que te identifica y emociona, todas las anteriores habrán valido la pena. Ahora, tras haber justificado por qué entré a ver El amor de Tony, puedo decirlo: Esta es del grupo de las veinte. El amor de Tony, ópera prima de Alix Delaporte, nos cuenta la historia de Tony (sí, de verdad), un solitario pescador francés necesitado de cierto afecto sentimental. Para ello aparece Angèle, bella mujer de misterioso pasado que sorprende hasta al propio Tony en su interés por él. Tony desconfía mientras la película, a pasos muy pequeñitos, va desarrollando la relación entre ambos destapando pasados e iluminando presentes a costa de miradas y silencios. Sigue leyendo

Micmacs, derroche de imaginación

16 Jul

[Crítica escrita para www.thecinefagos.com]

El estreno de cualquier película firmada por Jean-Pierre Jeunet agita muchos teclados ya no solo en Francia, sino también en el resto de Europa desde el boom que supuso la especial Amèlie. Con Micmacs, Jeunet nos trae una historia visualmente tan perfecta como la de la Poulain pero flaqueando gravemente en un mensaje que, si bien partía con muy buenas expectativas, estas se diluyen conforme avanza la película y dicho mensaje pierde magia para ganar realidad.

Sigue leyendo

Bad Teacher, lo incorrecto es dos veces bueno

8 Jul

Crítica escrita para Cines LYS y ABC Park

Hay que entender Bad Teacher como un producto especial, peculiar y diferente dentro de la tónica habitual y rutinaria que proponen este tipo de films. Sin romper absolutamente nada con los cánones establecidos para este tipo de comedias, Bad Teacher se sale por la tangente en varios aspectos que la hacen diferente. Es incorrecta y amoral de principio a fin, y es por ello que merece la pena verla.

Cameron Díaz es Elizabeth, una profesora del todo antinormativa y poco ejemplar. Alcohólica, drogadicta, mentirosa y sobre todo, profundamente interesada. Papel de libro para una actriz que se desenvuelve a las mil maravillas en este terreno de la comedia, aunque en esta ocasión llega un paso más allá.
Todo lo que se podía intuir en el trailer que nos llegaba hace unos meses desde EEUU se ha respetado en la versión española. Digo esto porque es especialmente importante el trabajo que ha hecho el estudio de doblaje, manteniendo el tono “bestia” de la película sin cortarse ni un ápice. Todo lo que es Elizabeth lo vamos a ver en España, sin ningún tipo de cortes ni censura.

Por supuesto, si estamos hablando de “censura” es porque la película tiene escenas/diálogos con los que fácilmente escandalizar a cierto público más recatado o…independiente. Es ahí donde radica su principal baza, en ser una película poco vulgar que, sin embargo, abandera la vulgaridad. Personalmente encuentro muy acertado este enfoque tan bestia que se nos da de Elizabeth, compensándome bastante lo poco original de la propuesta o lo arquetipado que sea tanto su personaje como los que le rodean (especialmente una Lucy Punch que, si bien cumple, resulta del todo artificial).

Poco más se puede decir de la película sin reventar argumento ni gags. Si vais a verla por Justin Timberlake, quedaos en casa y poneos La Red Social para verle en un personaje con algo de espesor, cosa de la que carece totalmente en esta película. Si, por el contrario, vuestras motivaciones para ver Bad Teacher van más allá (Cameron Díaz), la hora y media que dura se puede hacer incluso corta.

Bad Teacher no propone nada nuevo, pero las distancias que marca tanto en tono como en desarrollo del argumento y desenlace (en este momento muero de ganas por soltar unos spoilers) hacen que sea suficientemente divertida e interesante. Siempre es de agradecer películas que, por superficiales que sean, vayan tan de cara y hagan pasar un rato así.